Filtros náuticos

En nuestras embarcaciones la más mínima falla podrá ocasionar un gran desperfecto en nuestras embarcaciones por ello debemos mantener cada parte de nuestra embarcación de la mejor manera posible, uno de los complementos importante de nuestras embarcación son los filtros náuticos,  ya que la obturación o mal funcionamiento de cualquiera de ellos puede suponer aumento de temperatura o consumos, además de pérdida de rendimiento hasta llegar incluso a daños mecánicos. Para evitar estos problemas, debemos plantearnos seriamente una serie de revisiones periódicas de los mismos, resultando además uno de los puntos importantes para revisar en cuanto detectamos un mal funcionamiento del motor.

Que son los filtros náuticos de agua y combustible.

Como bien sabemos cada uno de los complementos de nuestra embarcación es importante, y es que la unión de agua donde debe estar aceite va a ocasionar ciertos desperfectos en nuestra embarcaciones, ya que los filtros náuticos es un elemento protector del motor, sistema de alimentación e inyectores.

¿Cómo funcionan los filtros de agua y combustible?

Los filtros poseen varias partes, las cuales dependerán de manera directa de la función que cumplan ya que pueden ser, solamente de decantar el agua que se encuentra dentro del combustible, o también poder filtrar partículas sólidas, lo más normal de estos filtro náuticos es que cumplan las dos funciones.

En base a estas 2 funciones podemos decir que el filtro náutico de papel o material similar el cual posee una porosidad mínima, permite la captura de partículas sólidas, las cuales se encuentran en el mar y miden unas micras, y su segunda función va en base a separar el agua del combustible, es así como funciona un filtro náutico

 

Cuando hablamos del proceso de separación de agua de combustible, tenemos que decir que el mismo dependerá de manera directa del fabricante, por lo normal, los fabricantes optan por someter el líquido a presión centrifuga, con el fin de separar agua de aceite y poder realizar la filtración, de igual manera sin importar el método que usen para poder separar el agua del combustible, lo que se consigue es que el agua, la cual es más densa que el combustible, se localice en la cazoleta inferior, donde se terminara el proceso de drenaje de líquido por medio de una llave.

Realmente la probabilidad de que se encuentre agua en el combustible es mínima, pero puede darse por contaminación durante el transporte, almacenamiento en puerto o en la estancia en los tanques del propio barco debido a condensación.