Alquilar un Velero en Francia

 

Si vás a Alquilar un Velero en Francia, te recomendamos que lo hagas en la Costa Azul. La costa Azul, también conocida como Riviera Francesa, es la denominación que recibe una parte del litoral mediterráneo en el sureste francés.

Las mejores ofertas para Alquilar un barco en Francia las econtrarás en Vientoaparente.com , seguramente el mayor operador de Alquiler de Barcos en España

La Costa Azul es uno de los centros mundiales del turismo y residencia de numerosos personajes célebres, que alberga localidades de referencia como Montecarlo, en el Principado de Mónaco, Saint Tropez y Cannes, conocida por su festival de cine.

 

El increíble paisaje y las playas no son el único atractivo de esta costa. Su clima mediterráneo atrae todos los años a miles de turistas. Tiene una temperatura de 25º de junio a septiembre, 30º en los meses de verano, y una temperatura media anual de 12º  varía en altitud, los meses de temporada baja son bastante agradables: entre marzo y octubre se puede llegar a los 20º. En cuanto a la zona de montaña, los inviernos son bastante rigurosos, y las nieves permanentes.

La isla menos conocida del Mediterráneo se encuentra a unos 200 km al sureste de la Costa Azul, a 170 km de Niza, a 80 km de las costas de Italia y a tan sólo 12 km de Cerdeña. Para llegar a Córcega entonces hay que coger un barco.

Es tierra de artesanos y  también tierra de vinos, aceite de oliva, charcutería, quesos…productos de calidad, muchos de ellos con Denominación de Origen. Posee una gastronomía en la que se alían autenticidad y tradición, como lo muestran especialidades de charcutería artesanal. También los productos ligados al mar: mariscos y pescados. Y, por supuesto, no podemos olvidar que la isla de Córcega posee un clima ideal para cultivar viñedos, que se extienden por todo el litoral, y producen unos vinos exquisitos, con 9 denominaciones de origen.

Además de visitar el país por su clima y sus bellas playas, también es para descubrir su artesanía, moda, belleza y gastronomía gracias a las rutas que muestran todas estas profesiones y tradiciones.

Además, por si fuera poco, las temperaturas del agua del Mediterráneo son ideales para bañarse, bucear o practicar snorkel o buceo.

Francia está repleta de tradiciones y de oficios artesanales que se trasmiten de generación en generación y que participan en hacer resplandecer la excelencia francesa en el mundo entero. El jabón de Marsella, la porcelana de Limoges, los perfumes de Provenza, la sal de Guerande o las colecciones de las grandes casas de costura parisinas, son algunos ejemplos del “savoir faire” francés.  

Como bien dicho está, una de las mejores maneras de disfrutar plenamente de la costa francesa es navegando en barco.

Así pues, te dejo aquí el enlace a una página en la cual te ayudarán a resolver todas tus dudas y a hacer que tu próximo viaje a Francia resulte perfecto. https://vientoaparente.com/es